Corrupción en Mexico

Los modelos de votación retrospectiva asumen que ofrecerle más información a los votantes sobre el desempeño del funcionario actual fortalece la rendición de cuentas al electorado. Sin embargo, no se sabe si información sobre la corrupción de un funcionario actual resulta en tasas de participación política más altas y mayor apoyo hacia los contrincantes. Los investigadores proveen evidencia experimental de que semejante información no solo disminuye el apoyo hacia el partido de turno en elecciones locales en México, sino que también disminuye la participación electoral y el apoyo hacia el partido de oposición, al igual que erosiona vínculos partidarios. Si bien la información es necesaria para mejorar la rendición de cuentas, información sobre corrupción no es suficiente porque los votantes pueden responder a ella retirándose del proceso político. Los investigadores concluyen con una discusión de las implicaciones de sus hallazgos para estudios de comportamiento electoral.

Un experimento de campo en México de participación electoral, elección y partido

Fecha de Publicación: Friday, March 20, 2015

Investigador primario: Ana De La O, Dean Karlan, Leonard Wantchekon

Coautor: Alberto Chong

Click to Download the Data

Región geográfica: North America

Pregunta de investigación:

¿Cuál es el efecto de la información sobre el nivel de corrupción de un funcionario actual en el comportamiento de los votantes, tales como el apoyo hacia su partido político, el apoyo hacia el candidato retador, la tasa general de participación electoral y los vínculos partidarios?

Preparado por: Gabriella Sacramone-Lutz

Spanish

Trasfondo:

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) periódicamente audita ciertas municipalidades. En este estudio, los investigadores están interesados en las reacciones de los votantes a la información de auditoría sobre gastos dentro del programa Fondo para la Infraestructura Social Municipal (FISM)—una transferencia federal considerable a las municipalidades que está destinada a financiar la provisión de servicios básicos. Las auditorías de la ASF muestran cuánto dinero se gastó (del total asignado a la municipalidad), si dichos gastos beneficiaron las comunidades pobres y cuánta corrupción ocurrió—medida como el número de irregularidades en la contabilización, desviaciones de las directrices y empleo erróneo de los recursos.

Este estudio aprovecha este arreglo institucional y el mecanismo de auditoría para probar hipótesis que antes no se podían demostrar sobre los efectos de la información en el comportamiento y las creencias del electorado.


Diseño de investigación:

El tratamiento consistió en la exposición de los ciudadanos a la información que fue recopilada por la agencia auditora en el 2007 sobre el uso de fondos del FISM para bienes públicos. Las auditorías revelaron que los alcaldes no gastaron todo el dinero que recibieron del FISM, que no gastaron todo el dinero en sectores pobres y que, en promedio, el 30% de los fondos fueron utilizados de manera corrupta. Los investigadores señalan que solo 10% de los votantes estaban al tanto de la existencia del FISM previo a su intervención.

Los investigadores crearon y distribuyeron un panfleto que incluía información sobre la corrupción del FISM dentro de cada municipalidad donde el experimento fue realizado. Para poder separar los efectos de la información sobre corrupción de los efectos relacionados a recibir un panfleto de cualquier tipo, hubo también un tratamiento placebo con información del FISM que excluía el tema de la corrupción en la agencia. Las unidades en el grupo control no recibieron ningún tipo de información. Los precintos fueron asignados a uno de estos tres grupos.

Los investigadores examinaron los siguientes resultados: participación electoral, proporción de votos a favor del partido de turno y sus retadores y vínculos partidarios.

Unidades y procedimiento de asignación:

Los investigadores realizaron el experimento de campo en doce municipalidades contenidas dentro de tres estados mexicanos—Jalisco, Morelos y Tabasco—en el 2009. Las unidades experimentales eran recintos de votación en municipalidades auditadas dentro de dichos estados donde se aproximaba una elección. Los recintos de votación fueron asignados aleatoriamente a uno de tres grupos: tratamiento, placebo o control. El diseño experimental aseguraba que las asignaciones fueran balanceadas dentro de las municipalidades.

Resultados:

Los autores encuentran que exponer a los votantes a información sobre corrupción resultó en un descenso de 1.3 puntos porcentuales en participación electoral (o un descenso de 2.5% del punto de partida), una disminución de 0.43 puntos porcentuales en votos para el partido de turno y una reducción de 0.86 puntos porcentuales en votos para la oposición. Los investigadores también determinan que proveer información sobre gastos y distribución (el grupo placebo) no tiene efecto en la decisión de por quién votar. Cuando se revela que la corrupción fue alta, los votos para el funcionario de turno y el contrincante disminuyen en mayor proporción.

Tabla 1: Efectos por nivel de corrupción

  Participación electoral Votos funcionario actual/votantes registrados Votos retador/votantes registrados Identificación con partido de turno
Corrupción (efecto principal) -1.30*(0.32) -0.43*(0.20) -0.086*(0.26) -0.07*(0.03)
Baja (0%-33%) -1.78*(0.47) -0.67*(0.29) -1.10*(0.37) -0.02(0.03)
Media (33%-66%) -0.30(0.44) 0(0.28) -0.29(0.35) -0.14*(0.05)
Alta (66%-100%) -7.12*(1.37) -2.65*(0.87) -4.47*(1.09) -0.08*(0.03)

El estudio rinde hallazgos similares en cuanto a las relaciones entre información sobre corrupción y vínculos partidarios. La información sobre corrupción causa una disminución de 0.07 puntos porcentuales en identificación con el partido de turno y la falta de identificación es más fuerte entre los votantes de las municipalidades con tasas altas de corrupción.

Implicaciones para política pública:

Este estudio encuentra que revelaciones sobre corrupción no solo afectan a los partidos de turno, sino que también tienen un efecto en la desmovilización de votantes—aquellos votantes que aprenden sobre corrupción son menos propensos a votar por retadores o a votar en lo absoluto. Cuando la corrupción que se revela es del nivel más alto, la percepción ya negativa que los votantes tienen sobre el comportamiento esperado de los políticos empeora.

Los autores del estudio creen que los efectos en la participación en general es evidencia de que los votantes interpretan la información sobre corrupción no solo como relativa al funcionario o partido actual, sino como evidencia de un problema sistemático. Los votantes no creen que los contrincantes puedan evitar cometer acciones corruptas en un ambiente en que la corrupción es generalizada.